30 de enero de 2014

VERDURAS CON LECHE DE COCO AL ESTILO TAILANDÉS


Ésta es una receta modificada a lo largo de los años y bastante españolizada. Lo que comenzó como un intento desesperado de reproducir platos típicos de la cocina Thai como el Tom yam goong, se convirtió en lo que veis. 





Salvando las diferencias con la verdadera comida tailandesa, tengo que confesar que este plato está muy bueno. Eso es lo principal y el motivo por el que quiero compartir esta receta con vosotros. 


Al igual que sucede con los Fideos chinos con verduras y gambas, esta receta admite infinidad de variaciones: calabaza o incluso patata en vez de boniato, coliflor, champiñones, calabacín, maíz... cualquier verdura que os guste. También podéis añadir algo de proteína, como unas gambas o un poco de tofu frito, para conseguir un plato más contundente. Para los carnívoros también se le puede añadir un poco de pollo ya cocinado en taquitos. Prueba, experimenta y verás qué bueno.


Nivel de dificultad: Fácil
Tiempo de preparación: 30 minutos como máximo


 
Ingredientes para 2 personas

1 boniato (200g) cortado en dados
125g de brócoli cortado en ramilletes
100g de berenjena cortada en daditos
75g de pimiento rojo cortado a tiras no muy gruesas de unos 3 centímetros de largo
un par de cebolletas frescas pequeñas (10 gramos) cortadas en aros
240 mililitros de leche de coco
125 mililitros de agua o caldo
1 cucharada de aceite de sabor neutro (yo uso de girasol)
1 cucharadita de pasta de curry rojo estilo tailandés (o curry en polvo)
1 cucharadita de Sambal Oelek (opcional)
1/2 cucharadita de cúrcuma (no es necesaria si usas curry en polvo)
1 trocito de citronela o hierba limón (opcional) de unos 2 centímetros
sal 
Un puñado de anacardos o cacahuetes tostados.






Preparación

1    Colocar el boniato troceado con un chorrito de agua en un recipiente apto para microondas y cocinar tapado a máxima potencia durante unos 4 o 5 minutos, hasta que esté tierno. 


2    Mientras tanto, calentamos en una olla la cucharada de aceite a fuego medio-alto y rehogamos la berenjena y el pimiento durante 1 minuto. Añadimos el brócoli, la citronela, un poco de sal y rehogamos sin dejar de mover durante otros 2 minutos. 

  Añadimos la cebolleta, la leche de coco, el agua o caldo, el curry, la cúrcuma, el sambal u otro tipo de picante y removemos bien. A continuación, añadimos el boniato cocinado junto con el jugo. Si vamos a añadir algo de proteína al plato (gambas, tofu o pollo, por ejemplo), es el momento de hacerlo. Removemos con suavidad y rectificamos de sal. Una vez haya comenzado a hervir, bajamos el fuego y cocinamos a fuego medio con la olla tapada durante unos 5 minutos. Retirar y servir con los anacardos o cacahuetes troceados por encima.

  
Consejos

  • Acompañar este plato con arroz tipo basmati o jazmín. 

  • La leche de coco (se suele vender en lata) y demás ingredientes exóticos como el sambal oelek o la citronela se pueden encontrar en la sección de productos asiáticos que hay en las grandes superficies y en tiendas especializadas.

  •  Este plato funciona muy bien para tuper, aunque las verduras pierdan algo de textura. Sin embargo, no da buenos resultados al congelarlo. Se conserva varios días en el frigorífico sin problemas.






1 comentario :

  1. Me la apunto también, que es súper cavernícola :D
    ¡Besitos!

    ResponderEliminar