28 de diciembre de 2013

BOMBONES DE CHOCOLATE NEGRO Y MANDARINA



Lo prometido es deuda y aunque haya tardado un pelín, ya tenéis vuestra tercera adaptación de la receta de las trufas de chocolate.




Esta combinación es una apuesta segura para los amantes de los sabores intensos y un postre ideal para tomar en estas fiestas acompañado de sorbitos de un buen espumoso.

Al igual que sucede con otras recetas que he compartido anteriormente, existen dos formas de preparar estos bombones: modo prisas, utilizando naranja confitada comprada (dudo que encontréis mandarina) y modo delicatessen, confitando vosotros mismos las mandarinas y dejando sorprendido al personal con semejante virtuosismo culinario. Tengo que confesar que jamas he probado a hacer esta receta en modo prisas, ya que suelo tener listas las mandarinas confitadas caseras para usarlas en otras recetas como el roscón de reyes, galletas y bizcochos.

Las mandarinas confitadas (puedes ver la receta aquí) se pueden conservar en su almíbar en el frigorífico durante mucho tiempo y también se pueden congelar.


Todo se reduce a dos ingredientes esenciales: mandarina confitada y chocolate...¿os animáis?


Nivel de dificultad: Fácil si ya tenéis listas las mandarinas confitadas o utilizáis naranja confitada comprada.
Tiempo de preparación: Poco tiempo de trabajo y mucho tiempo para que el chocolate se enfríe. Tenéis que empezar a hacer las trufas el día antes. 



Ingredientes para unas 35 trufas

60g de mandarina o naranja confitada
150g de chocolate con leche de la mejor calidad que os podáis permitir
200g de chocolate negro 70% de cacao
120g de leche evaporada (tipo Ideal) 
250-300g de chocolate negro de cobertura 
Piel de mandarina o naranja confitada para decorar 


Preparación

1   Picar en trocitos pequeños la mandarina confitada. Cortar unos 35 trocitos de piel de mandarina y reservarlos.

2   Trocear el chocolate con leche y el negro (70%) y derretirlo al baño maría junto con la leche evaporada. Si usas el microondas a intervalos de 30 segundos te será más sencillo, pero vigila que no se te queme. Retirar el chocolate de la fuente de calor antes de que esté derretido por completo y seguir removiendo suavemente hasta que no queden rastros de chocolate sólido. Es importante no remover en exceso para no meter burbujas de aire dentro de la mezcla de chocolate. Mezclar la mandarina cortada con el chocolate y transferir a un recipiente con tapadera. Dejar enfriar a temperatura ambiente y luego meter en el frigorífico para que repose toda la noche.



3   Con una cuchara de postre, cortar porciones de masa algo más pequeñas del tamaño de una nuez y con las manos muy frías y secas, darles forma redondeada. Colocar las bolitas en otro recipiente y meter en el congelador 5 horas como mínimo.

4  Calentar el chocolate de cobertura en un recipiente no muy ancho (a mi me gusta utilizar una taza) en el microondas o al baño maría y dejar que se temple. Preparar las pieles de mandarina para decorar, unos palillos de dientes, los moldes para trufas y sacar las bolitas de chocolate y mandarina del congelador.

5   Trabajar con rapidez para que el chocolate de cobertura no se nos enfríe mucho. Pinchar las bolitas con un palillo de dientes y sumergirlas en el chocolate. Ponerlas con cuidado en el molde de papel, colocando de inmediato el trocito de mandarina antes de que el chocolate se enfríe. Reservar en el frigorífico hasta el momento de servirlas.


Consejos

  •  Un chocolate de calidad asegura unos buenos resultados, por lo que si te han salido unas trufas "monstruo", no tendrás que preocuparte si no te han salido muy bonitas. Al fin y al cabo, lo casero siempre es más rústico.

  • Si compras naranja confitada troceada, tendrás que picarla un poco más (suele venir en trozos adecuados para un plum cake pero no para unos bombones).

  • Para bañar los bombones puedes utilizar la técnica que más te guste. Yo he usado durante mucho tiempo la "técnica del palillo" aunque hay que pillarle el tranquillo porque si clavamos el palillo muy profundamente nos será muy difícil soltar la bolita de chocolate y si lo clavamos de forma muy siperficial, la bolita se nos caerá dentro del chocolate de cobertura. En este vídeo podéis ver una técnica bastante eficaz (no es necesario saber inglés para entenderlo). También podéis utilizar otro tipo de utensilios...hace varias semanas me compré estos y la verdad es que son muy cómodos.

2 comentarios :

  1. Ésta la hago seguro, que es bastante paleo :D ¡¡¡Qué pintaza!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Estupendo! Ya me contarás qué tal te va :)

    ResponderEliminar